Juan Antonio Marín Martínez

 

Nace en la localidad jienense de Cazorla en 1965.

 

Se considera una artista plástico polivalente que despierta tempranamente su interés por el arte y por la ciencia experimental morfológica (que lo forma en la observación de la naturaleza y sus formas), encontrándonos con su constante evolución científico-artística, fruto de cuyas inquietudes nacerán toda una serie de creaciones profundamente vitalistas.
Sus inicios estarán ligados a la creación ilustración científica y pictórica. De ésta no se ha desligado e impregna casi la totalidad de su obra. Será una constante en su producción, la fundamentación teórica en un complejo y elaborado discurso, que dota de conceptualismo a sus obras. El concepto puede aparecer de forma más evidente, y mostrado a través de la forma la propia idea. Dentro del proceso creativo que lleva aparejado cada obra, destaca la evolución de la idea definitiva en la creación artística, sometiendo sus creaciones a un proceso de reflexión, siempre en constante búsqueda de la esencia de una idea y cómo transmitirla. Este vitalista y personal modo de exploración, creación y expresión de conceptos, nos ha llevado a considerar en él un referente desde los primeros momentos de su producción, en el que se desarrolla la profundidad de sus reflexiones acerca del ser humano y esencia de su existencia.

 

Obra

 

Cruzando al infinito
Bronce